Humedad del aire

Todo el mundo sabe que la humedad del aire es mayor en la selva que en el desierto. Pero ¿cuánto mayor exactamente? ¿Cuánto oscila entre la mañana y la tarde? ¿Cómo se puede regular? Estas cuestiones son importantes y hay que aclararlas en función de la especie de animal.

Humedad en el terrario de pluviselva

Con animales de la selva tropical no es aconsejable instalar un sistema de lluvia artificial que rocíe permanentemente el terrario para mantener un 100 % de humedad. Nuestras mediciones durante la expedición de JBL al Amazonas demostraron que la humedad atmosférica descendía al 58 % (a las 12:00 h del mediodía) conforme iba ascendiendo la temperatura a lo largo del día, y que ascendía a un máximo del 92 % durante las primeras horas de la madrugada (2:00-6:00 h). Nuestras mediciones en el Orinoco en Venezuela también mostraron la misma tendencia, aunque los valores fueron ligeramente distintos: a las 6:30 h de la mañana se registró la humedad atmosférica más alta de un 96 %, mientras que a las 13:30 h se registró el valor más bajo con un 65 % de humedad.

En el terrario de pluviselva, las zonas acuáticas o una cascada ya incrementan la humedad de por sí. La humedad relativa y la temperatura del aire se pueden controlar, p. ej., con el JBL TerraControl .

Si la humedad del aire alcanzada no fuese suficiente, se aconseja pulverizar adicionalmente agua a última hora de la tarde o instalar un sistema de lluvia artificial.

Humedad en terrarios desérticos

Al igual que en la selva tropical, la humedad del aire disminuye durante el día a medida que aumenta la temperatura del aire, y aumenta por la noche cuando las temperaturas disminuyen. Los valores son de aprox. un 20 % al mediodía y un 80 % por la noche, independientemente de si se trata del Outback australiano o de los desiertos africanos.

Cabe destacar grandes diferencias en la misma región, p. ej., en Tanzania en la zona del monte Meru: a pocos kilómetros de distancia entre sí hay zonas que a la misma hora están a 42 °C con un 16 % de humedad relativa y a 34 °C con un 44 % de humedad respectivamente. Para mantener a los animales en un terrario prácticamente natural no solo es importante tener en cuenta la región (p. ej., Arusha), sino también el microhábitat del que proceden (estepa, sabana, arbustos, altitud sobre el nivel del mar, selva tropical, etc.). También cabe destacar las diferencias entre el día y la noche: de un valor máximo diurno de 34 °C con 44 % de humedad relativa, por la noche descienden los valores a 18 °C con un 83 % de humedad relativa. Estas condiciones también deben reproducirse para mantener a los animales adecuadamente.

Como la humedad atmosférica juega un papel esencial en la vida de muchas especies animales, p. ej., para la muda, es importante regularla adecuadamente en el terrario. Dado que muchos terrarios desérticos presentan al menos dos zonas climáticas (zona soleada y zona para refrescarse), la humedad debe medirse también en cada zona por separado. Los niveles de humedad deben ser de entre 20 y 40 % durante el día. Por la noche pueden ascender hasta entre un 50 y un 70 %. El bebedero ya ayuda a regular un poco la humedad. Cuando más caliente sea la zona en la que está situado el bebedero, más agua se evaporará y, por tanto, más aumentará la humedad del aire. También resulta útil pulverizar ligeramente con agua. ¡Pero no rocíe agua directamente sobre los animales!

Tener plantas en el terrario desértico también contribuye a incrementar la humedad del aire. La tierra almacena humedad y las plantas transpiran también cediendo agua al aire a través de sus estomas.