El terrario para tortugas terrestres

El terrario para tortugas terrestres

En principio, se puede montar de forma similar a El terrario desértico . No obstante, el sustrato NO debería ser de arena. Las tortugas terrestres necesitan mucho espacio para andar. El sustrato debe estar cubierto con JBL TerraBark formando una capa de unos 2 cm.

Con un trozo grande y doblado de corcho se puede hacer un refugio. También se pueden colocar rocas y losas de piedra, siempre y cuando no presenten bordes afilados.

Una lámpara calefactora y una piedra calefactora proporcionan el calor necesario y suelen convertirse rápidamente en el lugar favorito. También hay que proporcionar un bebedero ( Bandejas y recipientes ) y un comedero de tamaño adecuado para el alimento vegetariano.

Iluminación para las tortugas terrestres

A las tortugas terrestres les encanta tomar el sol. Tan solo algunas especies viven en la selva tropical y necesitan menos sol y, por tanto, menos radiación ultravioleta que las muchas especies que viven en regiones bañadas por el sol. La iluminación debe, por tanto, generar radiación UV-A y UV-B. Encontrará información detallada sobre el tema de la iluminación en:

Iluminación

La iluminación es uno de los temas más importantes del mundo del terrario. ¿Qué hay que tener en cuenta?

Calor para las tortugas terrestres

Casi todas las especies proceden de regiones cálidas y, por tanto, necesitan una fuente de calor. Ya que casi siempre se aconseja también disminuir la temperatura por la noche, la iluminación puede usarse al mismo tiempo como fuente de calor. Si se apaga la luz, también disminuye la temperatura. Aquí encontrará toda la información sobre el tema calor en el terrario:

Calor

¿Cómo mantener el terrario a la temperatura adecuada? ¿Por qué deben haber lugares cálidos y más frescos?

El tamaño de los animales

¿Qué tamaño debe tener el terrario adecuado?

Es imprescindible tener en cuenta el tamaño máximo de la especie de tortuga que quiera tener, ya que de él se deriva el tamaño resultante del terrario. Lógicamente, lo esencial en el caso de las tortugas no es la altura sino el área del terrario. La ecuación siguiente es muy útil: longitud del caparazón (de la tortuga más grande) x 8 = longitud del terrario, y longitud del terrario : 2 = anchura del terrario. En muy pocos géneros o especies se puede usar el factor más pequeño x 4 (Homopus spec., Malacochersus tornieri, Psammobates spec. y Pyxis spec.). Para que los animales adultos tampoco se puedan escapar, la altura debería de ser de unos 60 cm.

Si necesita más información, le aconsejamos consultar bibliografía especializada y solicitar asesoramiento a un distribuidor especializado.