Revisión

Revisar el estado de salud

Quien se compra un animal de terrario, sin duda también querrá observarlo todos los días. Es aconsejable prestar bien atención a algunos aspectos durante el control diario y, especialmente, cuando se dé de comer. De esta forma se podrán detectar pronto los posibles problemas y, por tanto, tratarlos a tiempo. Cuanto más tarde en reaccionar a los problemas, menor será la probabilidad de curación.

Hay que prestar mucha atención a los siguientes aspectos

Revisión de la boca

La boca debe estar cerrada y no presentar espuma ni estar cubierta de una capa viscosa.

Revisión de los ojos

Controlar que la muda se lleve a cabo sin dificultades, los ojos no deben estar asentados demasiado profundos en sus cuencas.

Revisión de la piel

Cerciorarse de que no haya heridas, bultos ni otras anomalías.

Revisión de las patas:

En los lagartos hay que controlar que la muda de los dedos y las patas haya sido completa ya que, de lo contrario, podrían producirse constricciones.

Revisión del caparazón de las tortugas

Los caparazones blandos solo son normales en las tortugas muy jóvenes.

Estado nutricional

La piel no debe estar demasiado arrugada, y no deben verse demasiado pronunciadas ni las costillas ni las vértebras dorsales.

Revisión de las arañas

Deben tener todas sus 8 patas. Cualquier zona del cuerpo blanquecina o fungosa es muy preocupante, mientras que una «calva» en el abdomen no supone ningún problema.