Agua de lluvia y dureza de carbonatos

El seguro de vida del estanque

En principio, el agua de lluvia es agua destilada sin minerales y, lamentablemente, también suele ser ácida. Por eso, a no ser que usted viva en el desierto, sería conveniente que profundizase en este tema.

Un estanque lo tiene difícil: está expuesto a cualquier condición climática, recibe agua de lluvia sin querer, y tiene además que aguantar que le caigan hojas, polen y partículas finas.

Muchos piensan que el agua de lluvia es algo positivo. Agua limpia gratis procedente de la naturaleza. Sin entrar en el tema de la polución atmosférica, veamos la composición del agua de lluvia: en principio, el agua de lluvia es agua destilada y, por tanto, no contiene minerales. Y precisamente ahí está el problema. El agua corriente y de pozo contiene minerales esenciales para el buen funcionamiento de un estanque, ya sea de jardín o de kois. Ellos son el «seguro de vida» de los seres que viven en el agua. Los minerales a los que nos referimos se denominan dureza general y dureza de carbonatos. Veamos primero la dureza de carbonatos cuyo significado, lamentablemente, entienden muy pocas personas. Aunque tampoco es sencillo explicarlo para que resulte fácil de comprender. Los minerales de la dureza de carbonatos tienen la propiedad de poder ligar los ácidos y las bases. A lo largo del día, la acidez varía (disminuye) en el agua del estanque, y el valor del pH aumenta. Por la noche ocurre lo contrario: la acidez aumenta y el pH disminuye. Así, el valor del pH oscila dentro de un margen determinado.

La dureza de carbonatos (KH) se encarga de que las variaciones de la acidez no sean demasiado grandes. El químico diría que la dureza de carbonatos tampona el pH, es decir: este efecto tampón reduce tanto el aumento de la acidez como la disminución del pH. Si la dureza de carbonatos fuese inferior a unos valores determinados, este efecto no tendría lugar, no pudiendo tamponar el valor del pH como medida de la acidez. Pero como una variación del valor del pH de 8 a 6 no equivale a 2 veces más sino a 100 veces más de ácido en el agua, esto resulta muy perjudicial para los habitantes del estanque. Esto suena más complicado de lo que realmente es. Resumiendo: aporte a su estanque con regularidad los minerales esenciales agregando JBL StabiloPond Basis , y proteja así su estanque de la lluvia y las variaciones problemáticas del valor del pH. Si desea ver con sus propios ojos dichas variaciones del valor del pH de su estanque, mídalo con un test de pH una vez por la mañana al amanecer y otra vez por la noche DESPUÉS de la puesta de sol. En caso de que el valor del pH difiera en más de 2 niveles, será imprescindible actuar.

El segundo aspecto es la dureza general (GH), es decir, el nivel de magnesio y calcio del agua. Cuando el agua del estanque presenta unos valores demasiado bajos de GH, los peces tienen que emplear hasta un 30 % más de energía para mantener el equilibrio mineral que necesitan (equilibrio entre la sal y el agua). Si usted añade al agua con regularidad JBL StabiloPond Basis , estará aumentando la concentración de minerales del agua de su estanque —que siempre puede disminuir drásticamente debido a la lluvia— y, por tanto, reduciendo el estrés de sus peces.

Consejo de los expertos

Si desea ver con sus propios ojos las variaciones del pH de su estanque, mídalo con un test de pH una vez por la mañana al amanecer y otra vez por la noche DESPUÉS de la puesta de sol. En caso de que el valor del pH difiera en más de 2, será imprescindible actuar.