El acuaterrario o paludario

El acuaterrario o paludario (lat. Palus = laguna) es, básicamente, El terrario de pluviselva combinado con un acuario. Los acuaterrarios grandes permiten recrear unos paisajes tropicales impresionantes con cascada y río o lago.

La zona acuática requiere los cuidados y el equipamiento técnico típicos de un acuario.

La zona acuática del paludario

Un acuario en el terrario

Las zonas acuáticas más grandes de un terrario, que sean más que simples bebederos, deberán considerarse como un acuario. Por ejemplo, la filtración es necesaria para que el agua se mantenga siempre limpia, clara y sin gérmenes. En el temario de JBL sobre el ACUARIO encontrará toda la información de interés sobre el tema de los acuarios.

Acuario

Más útil imposible: manual especializado de 200 páginas. Aquí encontrará todos los temas importantes sobre la acuariofilia con imágenes incluidas. Un resumen sobre los temas «Tipos de acuarios – Tamaño/forma – Equipamiento técnico – Instalación/decoración – Agua – Plantas – Animales – Cuidados – Problemas» dará paso a los capítulos individuales sobre los temas principales, que contienen hasta 10 apartados. Todos los acuariófilos –y aquellos que quieran serlo– encontrarán lo que buscan entre toda la información detallada.

Para tortugas acuáticas

Los acuarios de poca altura con un área grande son adecuados. La profundidad del agua debería equivaler al doble de la longitud del caparazón de la tortuga. El tamaño adecuado del terrario se describe con mayor exactitud en un artículo sobre los requisitos mínimos para mantener reptiles (1997): Requisitos mínimos para reptiles según el Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura (BMEL por sus siglas en alemán) . En este caso, la longitud del terrario equivale a la longitud del caparazón multiplicada por 5, y el resultado dividido entre 2 equivale a la anchura del terrario. Los tamaños resultantes son siempre para 2 animales. A la zona acuática se le suma además la zona terrestre correspondiente. Si se van a tener más de 2 animales, habrá que añadir aprox. un 10 % más de superficie por cada ejemplar.

Un agua de buena calidad se consigue filtrando el agua con un filtro interno, p. ej., un JBL CristalProfi i100 greenline , que también puede montarse en horizontal. Al agua corriente fresca hay que añadir un acondicionador del agua ( JBL Biotopol T ) que neutralice todas las sustancias nocivas del agua corriente. Cada dos semanas hay que realizar un cambio parcial del agua de un tercio del volumen de agua. Con frecuencia, plantar la zona acuática resulta difícil ya que a las tortugas acuáticas les encanta comerse las plantas.

Los animales deben poder trepar fácilmente a la zona terrestre, que debe proporcionar espacio suficiente a todos los animales a la vez. Una zona terrestre se puede decorar empleando corcho, madera o incluso piedras. Sobre la zona terrestre debe instalarse una fuente de calor a una distancia adecuada. El sustrato de la zona terrestre debería tener siempre una profundidad mínima equivalente al doble de la anchura del caparazón de la hembra.

Las plantas palustres son muy apropiadas para la decoración, aunque puede que las mordisqueen de vez en cuando. La temperatura del agua de aprox. 25 °C se consigue mediante una varilla calefactora automática, p. ej., la JBL PROTEMP S 100 , que mantiene esta temperatura constante. Como sustrato se recomienda JBL Sansibar RIVER o grava de cuarzo de granulometría media.

Cría al aire libre

Dado que la mayoría de tortugas acuáticas proceden de las regiones subtropicales o tropicales, la cría al aire libre depende de las condiciones climáticas del lugar en cuestión. Si fuera hiciese demasiado frío, será necesario entrarse a las tortugas a un acuaterrario de interior. El galápago europeo (Emys orbicularis) es resistente al invierno pero es una especie protegida. Solo pueden tenerse de forma privada animales procedentes de una cría documentada.

Paludarios para ranas, sapos y tritones

Las ranas dardo sudamericanas de increíbles colores despiertan en casi todo el mundo el deseo de cuidarlas en un acuaterrario bonito con un trocito de jungla.

Un terrario con un área de 60 x 40 cm es adecuado. La altura depende de cómo se quiera diseñar la zona terrestre. Las ranas dardo solo necesitan una zona acuática pequeña. Pero cubrir el suelo de hojarasca es muy importante. ¡Una parte de la hojarasca debe estar seca! Para que las hojas rociadas no se mantengan húmedas y el agua pueda resbalar, se recomienda colocar debajo un sustrato de arcilla expandida o JBL Manado . Una cueva para desovar, algo de madera, p. ej., JBL Mangrove Raices para trepar y plantas de la selva tropical forman la decoración. Para algunas especies resulta aconsejable recrear un riachuelo pequeño. Las ranas verdes de ojos rojos necesitan una zona acuática mayor que las ranas dardo. Las ranas arborícolas australianas y otras especies de ranas necesitan plantas robustas de hojas grandes. Ya que las ranas mencionadas solo se alimentan de insectos vivos, los terrarios deben estar herméticamente cerrados. Asimismo es importante garantizar una buena ventilación. Por tanto, no basta con tapar un acuario por arriba para montar un terrario para ranas.

Dado que los sapos alcanzan tamaños muy distintos y proceden de hábitats también muy diferentes, apenas hay reglas generalizadas para el terrario adecuado. Necesitan una superficie mayor (80 x 50 cm) que las ranas pero menor altura, ya que a ellos no les gusta trepar. El sapo de vientre de fuego es una excepción, ya que necesita 1/3 de zona terrestre y 2/3 de zona acuática.

Sapo
Sapillo de vientre de fuego

Tritones y salamandras en el acuaterrario

Los anfibios más populares son, sin duda, los ajolotes. Pero como nunca salen del agua, no necesitan un acuaterrario sino un acuario. Lógicamente, también se pueden mantener en un acuaterrario con una zona acuática del tamaño adecuado.

Las salamandras y los tritones son habitantes típicos de los paludarios, y necesitan una zona terrestre de aprox. 1/3 y una zona acuática de 2/3. Si la zona terrestre fuese húmeda, a la hora de decorarla es muy importante procurar que el sustrato no se encharque. El agua debe poder fluir siempre hacia abajo. Por eso es importante colocar una primera capa de arcilla expandida o JBL Manado , sobre la que se colocará la capa de hojarasca. Otros elementos decorativos son las piedras, la madera, el musgo y los helechos.

Iluminación

Los anfibios no necesitan radiación ultravioleta y, por eso, la iluminación se puede elegir de tal modo que reciban solo luz sin calor o luz que genere calor. Eso depende de las necesidades de los animales.

Iluminación

La iluminación es uno de los temas más importantes del mundo del terrario. ¿Qué hay que tener en cuenta?

Si sus anfibios no solo necesitan luz sino también calor, ese calor puede producirse al mismo tiempo mediante la lámpara, o aparte mediante mantas calefactoras o incluso lámparas calefactoras específicas.

Calor

¿Cómo mantener el terrario a la temperatura adecuada? ¿Por qué deben haber lugares cálidos y más frescos?