Filtros y accesorios para acuarios

Filtros y accesorios para acuarios

El aparato más importante: el filtro del acuario

Los excrementos de los peces y los restos de las plantas desprenden sustancias en el agua y producen suciedad. La función de un filtro de acuario es la de proporcionar un espacio de colonización a las bacterias que degradan estas sustancias nocivas y mantienen el agua limpia. Además, el filtro capta del agua las partículas de suciedad finas y gruesas, manteniendo así el agua cristalina.

¿Qué debe tener en cuenta en relación con los filtros?

En un filtro no solo es importante el caudal de bomba sino, sobre todo, el volumen del filtro. Si no, ¿de qué sirve una bomba potente, si el material filtrante se obstruye demasiado rápido e impide el paso del agua? En el filtro siempre se indica un tamaño de acuario para el cual el filtro es adecuado. En caso de duda, es preferible elegir un número mayor. Así usted tiene menos trabajo a la hora de limpiar, y el tamaño inmediatamente superior no suele costar mucho más. Para que la limpieza del filtro cada mes o cada dos meses sea una cosa rápida, debe procurar que el filtro sea fácil y rápido de limpiar. Eche también un vistazo al consumo eléctrico y compárelo, p. ej., con el de los «filtros baratos», cuya compra cuesta un par de euros menos pero cuyo funcionamiento consume muchísimo más de lo que haya ahorrado inicialmente.

¿Filtro interno o externo?

Los filtros internos son apropiados para acuarios con un tamaño de hasta 200 litros. A partir de 200 l, «solo» dispone de filtros externos. Para los acuarios pequeños son apropiados los filtros internos a partir de 10 l ( JBL ProCristal i30 ), a partir de 40 l también pueden usarse filtros externos ( JBL CristalProfi e402 greenline ). El JBL CristalProfi m greenline dispone de una esterilla de espuma que impide que puedan succionarse las gambas o los alevines de forma involuntaria. Es ideal para acuarios con un tamaño de entre 20 y 80 litros, e incluso puede ampliarse con un módulo de filtro para incrementar su vida útil o para poder usarlo en acuarios más grandes.

Los filtros interiores se fijan dentro del acuario a uno de los cristales empleando una ventosa. Son discretos y no tienen elementos que queden fuera del acuario y que puedan ser un problema para los niños o los animales domésticos (p. ej., morder un tubo). En cambio, estos filtros requieren algo más de espacio dentro del acuario.

Los filtros exteriores se pueden guardar discretamente debajo del acuario en el armario. Solo hay 2 tubos que llevan agua hacia dentro y hacia fuera del filtro. Los filtros exteriores suelen tener un mayor volumen que los filtros interiores, por lo que se tienen que limpiar con menos frecuencia.

A fin de cuentas, es decisión suya si desea elegir un filtro interior o uno exterior. Solo en acuarios inferiores a 40 litros hay que elegir un filtro interior, y en acuarios superiores a 200 litros, un filtro exterior.

¿Qué accesorios son convenientes?

Si usted quiere que el filtro mantenga limpio el acuario completo incluyendo el sustrato, entonces habría que elegir uno con un tamaño de 5 a 10 veces mayor que el recomendado.

No obstante, la corriente sería demasiado fuerte y los peces quedarían pegados al cristal opuesto, por lo que esto no es realista.

Mulmglocke

Sifón

Debe aceptar que se va a ir acumulando un poco de suciedad en el fondo. La herramienta ideal para la limpieza periódica cada 2 semanas es un sifonador ( JBL AquaEx Set 20-45 ). Combinando la limpieza del fondo con el cambio parcial de agua cada 2 semanas, no tendrá ningún problema de suciedad en el acuario.

Skimmer

Para mantener una superficie limpia y aspirar todas las partículas flotantes como los restos de plantas o incluso una capa de moho (capa blanquecina), en el JBL TopClean II encontrará un práctico skimmer fácil de manejar.

Limpieza de los tubos

En ensayos se ha podido demostrar que los tubos de los filtros externos se pueden obstruir con bacterias y algas pasadas algunas semanas. El caudal del filtro puede verse reducido así en hasta ¡un 25 %! Empleando un cepillo para tubos ( JBL Cleany ) podrá recuperar el caudal completo del filtro.

Ayuda bacteriana

Es aconsejable activar biológicamente los filtros interno y externo cuando se pongan en marcha por primera vez y después de una limpieza completa. Empleando unos cultivos bacterianos altamente concentrados en JBL FilterStart , su filtro volverá a funcionar biológicamente y con pleno caudal solo pasadas 12-24 horas.

FilterBoost

Si su acuario produjese demasiada sustancia orgánica gruesa que atascase el filtro rápidamente, puede servirse también de ayuda bacteriana con JBL FilterBoost : bacterias heterótrofas especiales que degradan las proteínas (p. ej., restos de plantas), evitando así que su filtro se obstruya rápidamente. Esto incrementa la vida útil y usted no tendrá que limpiar el filtro con tanta frecuencia.

Corte de corriente

En caso de que tuviese un corte de corriente de más de 2 horas, NO vuelva a encender el filtro externo sin más, ya que es necesario limpiarlo primero. El corte de corriente provoca una falta de oxígeno dentro del filtro, por lo que empieza a ponerse malo. «Ponerse malo» significa, biológicamente hablando, que los procesos de putrefacción han comenzado.

Si simplemente vuelve a poner el filtro en marcha, estará echando «agua podrida» al acuario. Esto puede realmente causar la muerte de los habitantes del acuario.