Calentar y enfriar

La temperatura adecuada para los habitantes de su acuario

¿Sabía usted que la mayoría de aguas tropicales tienen una temperatura de «solo» 25 °C, aunque la temperatura del aire sea superior a 30 °C? Solo los ríos grandes de corriente lenta y los lagos constituyen una excepción dado que, al haber menos árboles que les den sombra, el sol los calienta más. Lógicamente, los mares son un mundo aparte.

La mayoría de peces y plantas de su acuario se sienten mejor a 24-26 °C y solo pocos peces como, p. ej., los peces disco, prefieren temperaturas cercanas a 30 °C. Por otra parte, a muchas especies de camarón les encanta el agua algo más fría y no les gustan en absoluto los veranos cálidos con una temperatura del agua de 28 °C. A ellas les encantará que usted utilice ventiladores pequeños para enfriar el agua ( Refrigeración ).

Calefacción

Dependiendo de donde viva, puede que la temperatura ambiente sea inferior a la temperatura del agua indicada. Solo en verano y en los países tropicales no es necesario emplear un calentador. Los calentadores autorreguladores calientan el agua automáticamente a la temperatura ajustada y se apagan después. Así se mantiene constante la temperatura del agua deseada.

El calentador autorregulador

Sin usar calentadores, los acuarios con peces tropicales solo se pueden tener si la temperatura ambiente mantiene el agua CONSTANTEMENTE a 24-26 °C. Según nuestra experiencia, sin un calentador se producen oscilaciones que los habitantes de su acuario no conocen en la naturaleza y tampoco les gusta. Por eso, un calentador con regulación automática le ayudará a mantener constante la temperatura deseada del agua. Usted ajusta la temperatura deseada arriba en una ruedecilla del calentador y él calienta siempre que la temperatura descienda. Cuando coloque el calentador, procure que el agua pueda fluir bien a su alrededor para evitar una acumulación de calor en el calentador. Entonces se apagaría en lugar de calentar. Elija su calentador para acuarios en función de la temperatura ambiente que tenga. Lo decisivo a la hora de elegir la potencia del calentador es el tamaño de su acuario y la diferencia de temperatura entre la habitación y la temperatura deseada del agua, denominada ∆T.

En acuarios grandes a partir de 250 litros, los acuaristas expertos suelen trabajar con dos calentadores en lugar de uno, ya que solo juntos podrán alcanzar la temperatura deseada del agua. De esta manera, si se produce una avería (eso ocurra en muy raras ocasiones, pero tampoco en vano se nos indica cómo usar el chaleco salvavidas en los aviones), esto evita que uno de los calentadores pueda hacer del acuario una sopa de pescado.

Es preferible que no elija un calentador demasiado grande «por si acaso». Eso podría provocar que el calentador se encienda solo un momento para calentar el agua de su acuario y que se apague rápidamente. Encenderse y apagarse constantemente acorta la vida útil de cualquier calentador.

Calefacción de fondo

Los cables calefactores para el suelo NO tienen la función de calentar el agua del acuario a la temperatura deseada, sino que solo tienen la función de generar una circulación del agua dentro del sustrato de forma que las raíces de las plantas puedan acceder mejor a los nutrientes. Por tanto, un calentador de fondo sirve para el cuidado de las plantas (véase Sustrato ).

Ahorrar energía

Aislar el acuario con una base de espuma y, dado el caso, también con un aislante térmico en los lados y en el cristal trasero, le ayudará a reducir sus costes energéticos.

Refrigeración

Como ya se ha mencionado anteriormente, hay habitantes del acuario como, p. ej., los camarones, que prefieren temperaturas del agua bajas de 22-23 °C y solo toleran durante poco tiempo las temperaturas altas de 28 °C. Pero muchos peces tropicales y, muy especialmente, las plantas de su acuario, tampoco se sienten bien a temperaturas del agua elevadas. El crecimiento de las plantas puede incluso detenerse debido a temperaturas demasiado altas. JBL le ofrece una opción económica y eficaz para enfriar el agua, que usted puede montar en su acuario de forma totalmente sencilla:

Los ventiladores (disponibles en varias longitudes) generan una corriente de aire en la superficie del agua que provoca frío por evaporación. Es algo parecido al frío que se siente cuando se monta en bicicleta en tirantes. Así se puede reducir la temperatura del agua unos 4 °C. Con la ayuda de un termostato ( JBL CoolControl ), usted tiene la posibilidad de que sus ventiladores se enciendan automáticamente cuando se exceda la temperatura que usted ha seleccionado.

Control de la temperatura

Empleando un termómetro del agua, usted puede hacer cómodamente un seguimiento del comportamiento de la temperatura en su acuario. Puede elegir entre termómetros de cristal de diversos modelos y un termómetro adhesivo (para pegarlo al cristal por fuera): Termómetros y aerómetros .