Acuario marino: instalación y diseño

Acuario marino: instalación y diseño

Así se monta un acuario marino

Probablemente quiera reproducir un pequeño arrecife de coral en el que sus peces, invertebrados y corales se sientan a gusto y que además se parezca a un arrecife de verdad. Busque «acuario marino» en Google y vea las imágenes de lo que otros han creado en sus acuarios. Allí encontrará muchas ideas de diseño atractivas.

El montaje

Las estructuras de coral pétreo (rocas vivas) son pesadas y no deberían montarse directamente sobre el cristal del fondo.

Se aplican las mismas reglas que con las estructuras de roca en Tipo de acuario rocoso JBL Malawi Rocks® : procure dejar en estas estructuras huecos para los corales que se pondrán ahí posteriormente y que serán iluminados con mayor o menor intensidad.

El sustrato

Hay defensores de los acuarios marinos SIN sustrato, ya que son más fáciles de mantener limpios. Pero si va a tener peces que se entierren en la arena (p. ej., muchos lábridos), será imprescindible colocar un sustrato. Cualquier material es apropiado para el sustrato, desde la arena fina hasta el sustrato coralino grueso. El sustrato grueso tiene el inconveniente de que la suciedad puede penetrar a bastante profundidad, mientras que con la arena fina, la suciedad se acumula encima y se puede aspirar fácilmente con un sifonador ( JBL AquaEx Set 20-45 ). Pero es un poco cuestión de gustos.

El ciclado

La vida empezará tan pronto como haya mezclado la sal marina con el agua corriente o de ósmosis para que haya la salinidad adecuada. Deje el acuario en marcha solo con el sustrato, el agua salada, el calentador y el filtro durante al menos dos semanas SIN iluminación. Después de dos semanas, la iluminación se irá dejando encendida cada semana una hora más hasta alcanzar un máximo de 10 horas de iluminación.

Pasada una semana podrá empezar a introducir roca viva de arrecife poco a poco (pero todavía sin luz). Existen varias formas de diseñar el interior de un acuario marino. Por una parte, se puede crear una «subestructura» de, p. ej., piedra porosa, y colocar por encima «rocas vivas». O se puede invertir un poco más de dinero y construir en el acuario el «arrecife» entero de «roca viva de arrecife». Nosotros recomendamos el segundo método porque la roca viva favorece más los procesos biológicos del acuario que la piedra porosa «muerta».

De esta forma, el tiempo total de ciclado es de unas ¡12 semanas! Pero ya en esa fase podrá descubrir muchos bonitos e interesantes seres vivos en su acuario marino, donde han ido a parar a través de la roca viva de arrecife.

Tenga también en cuenta a la hora de diseñar el acuario que los elementos técnicos, como tubos y bombas, deben quedar bien accesibles aunque estén escondidos detrás de las piedras.