La calefacción de fondo

El calentador de fondo lleva los nutrientes a las raíces de las plantas

Un calentador de fondo estimula enormemente el crecimiento de las plantas acuáticas, ya que provoca dentro del sustrato la circulación del agua rica en nutrientes, llevándola hasta las raíces de las plantas. Un calentador de fondo se compone de un cable calefactor largo que se coloca formando eses sobre el cristal del fondo del acuario. Justo por el cable, el agua se calienta y asciende. Entre los bucles del cable continúa fluyendo agua más fría, creándose así en la zona del sustrato una circulación del agua que siempre conduce el agua rica en nutrientes hasta las raíces de las plantas. Solo si se utiliza un sustrato demasiado fino (arena fina) puede que el agua no circule lo suficiente para un calentador de fondo. Entonces surgiría probablemente un problema de acumulación de calor en el sustrato. Por tanto, los cables calefactores para el fondo solo son aptos con sustratos de un tamaño de grano a partir de aprox. 0,8 mm.

Un calentador de fondo no sirve para calentar el agua de su acuario, sino únicamente para generar una «microcirculación» en la zona del sustrato. Por eso, los vatajes de los cables calefactores para el fondo son mucho más bajos que los de las varillas calefactoras. Lea aquí cómo se monta un calentador de fondo: Instalación del equipamiento técnico .