Expedición 2002 Sri Lanka y Las Maldivas

Expedición de JBL 2002 Sri Lanka y las Maldivas

All expedition members

Después de 20 años de guerra civil en Sri Lanka, los miembros del equipo de investigación de JBL fueron los primeros en poder visitar el norte del país, ocupado por los rebeldes tamiles. El destino fueron selvas tropicales vírgenes, ríos y arroyos. En Sri Lanka no hay lagos naturales, aunque sí que hay gigantescos embalses que se han convertido en paraísos naturales. En colaboración con los dos ictiólogos más prestigiosos de Sri Lanka, los catedráticos Prof. Kotagama y Prof. Silva, quien también acompañaba a la expedición, seguimos nuestro camino a los hábitats de los peces y animales de terrario a pie, en todoterreno, en balsa, en lancha inflable y a lomos de elefantes.

Travelling by raft

Lamentablemente, Sri Lanka tampoco se libra del cambio climático. Después de largos meses de dura sequía, la temporada de lluvias llegó demasiado pronto. Los arroyos y ríos se convirtieron en corrientes impetuosas que llevaban un líquido lechoso amarronado en lugar de agua clara. Atravesar cualquier río se convirtió en toda una aventura y todos temían por el equipamiento de más valor, como máquinas fotográficas o instrumentos electrónicos de medición. Junto con pescadores locales se pudo encontrar casi la mitad de todas las especies de pez que había. El análisis preciso del agua de los lugares donde se encontraron y el cálculo de las velocidades de la corriente del agua nos ofrecen información nueva sobre el éxito de la cría de las especies de peces. Las leyes de protección de la naturaleza limitan e incluso prohíben exportar de Sri Lanka especies endémicas de peces y de animales de terrario. La exportación únicamente se autoriza en caso de que los peces se puedan criar. Un hecho interesante desde un punto de vista zoogeográfico es que los ríos que transcurren juntos no contienen las mismas especies de pez. Todos los sistemas fluviales más grandes están separados por cadenas montañosas paralelas que evitan eficazmente que se mezclen las especies de pez.

A baby mountain horned dragon wants skin-contact

In addition to aquaristic reasearch, research related to the terrarium was also on the timetable: measurements of air temperature, humidity and the composition of the ground were carried out. Terrarium specialists Rainer Nagel from Kiel and Jürgen Weisbrod from Wiesloch were able to observe monitor lizards, mountain horned dragons, radiated tortoises and skinks.

JBL on the Maldives; in the land of dead coral!

MAP

1998 fue un año de muy mala suerte para las Maldivas: el fenómeno natural conocido bajo el nombre de «El Niño» provocó unas temperaturas del agua inusualmente elevadas de más de 30 °C. Por este motivo, murieron las algas que suelen vivir en los corales duros (zooxantelas), lo cual provocó también la muerte de muchos corales. Este proceso ya es tristemente famoso en todo el mundo bajo el nombre de «blanqueo de coral». Después de su estancia en la selva tropical de Sri Lanka, el equipo de investigación de JBL viajó a las Maldivas para evaluar por sí mismo los daños y los efectos causados en el ecosistema del arrecife de coral.

Reef shark were to be seen at many dive sites

El resultado fue alarmante: ¡prácticamente el 99 % de todos los corales duros de las crestas arrecifales hasta una profundidad de unos 10 metros estaban muertos! No obstante, la diversidad de peces de las Maldivas famosa en todo el mundo parecía no haberse visto afectada. Es asombroso ver que todos los habitantes del arrecife continúan viviendo en la cresta arrecifal. Esto nos lleva a pensar que obtienen su alimento de las zonas más profundas del arrecife, que no están dañadas. ¡Esperemos que estas zonas del arrecife puedan superar la mayor demanda de alimento a largo plazo sin sufrir daños! Pero hay esperanza: en las puntas de los corales muertos se han asentado corales nuevos como si fueran brotes jóvenes. El tamaño máximo de estos corales nuevos (principalmente especies de Acropora) es de 13 cm. Este crecimiento coincide más o menos con las experiencias de los acuaristas marinos que tienen especies de Acropora en el acuario. Todavía se siguen viendo enormes bancos de peces en los bloques de coral y debajo de los salientes. En el mar abierto se pudieron observar tiburones grises y tiburones de punta negra. Aunque estos elegantes nadadores no sean precisamente peces de acuario populares, siempre es fascinante observarlos.

A Napoleon wrasse also wants to sample the JBL food

El equipo de JBL recibió un nuevo miembro durante las pruebas de alimentación bajo el agua. Un pez Napoleón de más de un metro de longitud se unió a ellos y observaba interesado si los distintos habitantes del arrecife se comían los tipos de comida para peces de acuario que les ofrecían. Cuando una morena grande metió su cabeza en el bote de JBL MariPearls, eso ya fue demasiado para él. Entonces aspiró de una vez un bote entero en su enorme boca y masticó ese bote hasta que lo hizo pedazos. Pareció haberle gustado, porque entonces nadó de buzo a buzo para pedir más botes. JBL está considerando desarrollar un alimento especial en botes resistentes a los mordiscos para peces Napoleón. Las mediciones de luz con luxómetros de laboratorio hasta 25 m de profundidad fueron muy interesantes. No obstante, a partir de los 25 m de profundidad, la presión era tan grande que la carcasa del luxómetro (en una funda de cámara sumergible de Ewa Marine) no aguantó. Hubo que trabajar en equipo a la hora de zonificar el arrecife costero. Se desenrolló una cuerda desde la orilla hasta el final del arrecife a más de 30 metros de profundidad, que llevaba nudos cada 10 metros. Cada miembro del equipo era responsable de un tramo de 10 m, donde había que identificar y contar todos los organismos sésiles. Los resultados detallados se publicarán en breve en revistas especializadas.