Avance de la expedición de JBL 2019 a Japón
Plazo de solicitud 22.11.2017 - 15.11.2018

Esta expedición «4 en 1» será más variada que cualquier expedición de JBL anterior: criadores de kois, cultura, arrecifes de coral y pluviselva en un mismo viaje. ¡Más interesante imposible!

Durante el desarrollo de la gama JBL ProPond surgió en Japón, junto con los famosos criadores de kois de Niigata, la idea de planificar un viaje de JBL en el que las personas interesadas pudieran visitar a los criadores de kois y charlar con los especialistas para aclarar cualquier duda que tuvieran.

Pero Japón tiene mucho más que ofrecer que «solo» criadores de kois, por lo que el viaje será más bien una expedición. Para poder tener al menos algunas nociones de Tokio, cuando lleguemos pasaremos el resto del día en Tokio haciendo una visita turística y visitando el bello jardín Hamarikyu Onshi Teien.

Por la tarde continuaremos hasta el río del monte sagrado Fuji, donde iremos a un parque nacional en un lago. Al día siguiente disfrutaremos de la naturaleza japonesa en otoño y, naturalmente, también echaremos un vistazo bajo la superficie del agua del lago, con el cono volcánico del Fuji siempre ante nuestros ojos.

Después del mediodía continuaremos hacia Nikkō, una ciudad en la que se pueden contemplar multitud de interesantes reliquias del antiguo Japón.

Ya sean templos antiguos sin restaurar, templos restaurados preciosos o casas de té y antiguas aldeas imperiales, aquí se puede encontrar de todo.

Cerca de Nikkō hay un bonito lago con un jinja y las famosas cataratas Kegon. A los asistentes amantes del frío les recomendamos echar un vistazo bajo el agua de los arroyos de montaña, para poder observar la fauna de aguas frías mayormente endémica.

Después de un día y medio, viajaremos con el tren de alta velocidad Shinkansen hasta Nagaoka, unos 300 km al noroeste de Tokio. El Shinkansen alcanza aprox. los 320 km/h. Nagaoka será nuestro punto de partida para visitar a los criadores de kois en las montañas de la prefectura Niigata cerca de Ojiya.

Nos dividiremos en dos equipos de 20 personas cada uno y visitaremos los criadores de kois mejores y más famosos del norte de Japón.

Durante la visita a los criadores tendremos la oportunidad de hacerles preguntas, analizar el agua y pedir kois. Sobre el mediodía iremos a Nagaoka al conocido museo del koi antes de continuar por la tarde nuestras visitas a otros criadores de kois.

Al día siguiente seguiremos en avión hasta las islas Ryūkyū, situadas 2.500 km al sur, lugar donde comenzarán las labores de investigación. Nuestro objetivo es visitar los arrecifes de coral situados alrededor de la isla Ishigaki.

Los arrecifes se encuentran en buenas condiciones, y se piensa analizar si los parámetros del agua reflejan estas condiciones óptimas. Iremos en barcos grandes hasta los arrecifes que rodean la isla.

Mientras que la mitad de los expedicionarios –el equipo 1– pasa dos días buceando o haciendo snorkel por los arrecifes, la otra mitad –el equipo 2– visitará durante dos días la isla contigua Iriomote. Los equipos se cambiarán pasados dos días, para que nunca haya demasiadas personas en un lugar al mismo tiempo.

Buceando y haciendo snorkel podremos ver muchas serpientes marinas, peces manta, babosas raras y algunas especies de pez endémicas que solo pueden encontrarse en las islas Ryūkyū meridionales. Con algo de suerte podremos encontrar el raro pez mariposa de hierro forjado Chaetodon daedalma.

La isla tropical Iriomote, completamente cubierta por la jungla, ofrece la oportunidad única de investigar unos ríos cristalinos que, con sus cascadas, pequeños rápidos y aguas con una salinidad creciente, desembocan en las zonas de manglares en el mar.

Todos los miembros de la expedición podrán hacer snorkel para observar a la fauna cambiante del río y establecer una correlación con la salinidad respectiva.

En el agua salobre se pueden encontrar, entre otros, monodáctilos y peces globo raros. Cuanto menor sea la salinidad, más podrán verse los preciosos gobios Stiphodon.

Cuando el número de peces depredadores vaya disminuyendo, aumentará la cantidad de camarones. En la última charca de aguas cristalinas al pie de las cascadas merodean sin miedo los camarones gigantes de hasta 30 cm.

Los camarones también pueden encontrarse en pequeños afluentes. Pero la frecuencia aumenta claramente cuantos menos peces grandes hayan en un tramo concreto del río.

Los amantes del terrario también disfrutarán junto al río: escarabajos metálicos agrupados, muchos lagartos y arañas bonitas proporcionan la base ideal para investigar los biotopos del terreno. Obviamente, también buscaremos al mayor cangrejo terrestre del mundo: el cangrejo cocotero, que también puede encontrarse allí.

La 14.ª expedición de JBL tendrá lugar en octubre de 2019. El precio del viaje será de aprox. 4.800 €.

Envíe su solicitud para la expedición de JBL a Japón 2019

Para solicitar la participación en esta expedición, inicie sesión con sus datos de acceso o registre una cuenta nueva en miJBL.