Iluminación

EL tema esencial en herpetología es la iluminación. ¿Necesitan sus animales solamente luz, o también calor y radiación UV? Aquí encontrará las respuestas.

La iluminación es uno de los factores más importantes para el cuidado adecuado de los animales de terrario, ya que esta no solo proporciona el espectro luminoso visible, sino también calor y radiación ultravioleta.

Por tanto, la cuestión más importante sobre el tema de la luz es: ¿necesitan los animales solo luz visible o también radiación ultravioleta? Con frecuencia, esta diferencia se basa en que los habitantes de la pluviselva necesitan de poca a ninguna luz ultravioleta, mientras que los animales del desierto siempre necesitan mucha luz UV. Esto no es totalmente cierto, ya que un habitante de la pluviselva que viva en los márgenes de un río o en las copas de los árboles siempre recibe más radiación ultravioleta que un animal del desierto nocturno o que viva en madrigueras. Seleccione la iluminación en función de la cantidad de luz UV que necesiten los animales.

Aquí hay fuentes luminosas sin, con poca o con mucha radiación UV:


Si emplea una fuente luminosa que produce radiación UV, es importante saber que el cristal no deja pasar el 50 % de la cantidad de rayos UV. Por tanto, las fuentes luminosas que irradian rayos UV deben instalarse dentro del terrario sin que haya ningún cristal entre la fuente luminosa y los animales.

También es importante tener en cuenta que la cantidad de radiación UV disminuye cuanto mayor sea la distancia a la fuente luminosa. Si se tiene únicamente un tubo fluorescente que emita radiación UV, los animales solo reciben la cantidad más o menos suficiente de rayos UV a 10-20 cm de distancia al fluorescente. Los elementos para que puedan trepar suelen acortar esta distancia entre la fuente luminosa y los animales, por lo que es imprescindible proporcionárselos en los terrarios de más altura. Dado que los animales asocial la luz visible con el calor, ellos buscan de forma explícita lugares para «tomar el sol». Lógicamente, algunas especies tienen unas capacidades muy reducidas para trepar, por ejemplo, las tortugas.


Instalar la iluminación para terrarios

Los tipos distintos de lámparas requieren unos casquillos totalmente diferentes y es importante seleccionar los adecuados, ya que muchas lámparas pueden alcanzar unas temperaturas muy elevadas y es necesario evitar cualquier riesgo que de ellas pueda derivarse. Para ello, el surtido de JBL ofrece cestas protectoras resistentes al calor como JBL TempProtect light y casquillos resistentes a altas temperaturas como JBL TempSet basic .

En cambio, para la lámpara calefactora sola JBL ReptilHeat hay disponible una cesta protectora extra JBL TempSet Heat con casquillo integrado.

Usted puede duplicar el rendimiento luminoso de los tubos fluorescentes montando los SOLAR Reflect T5/T8 reflectores brillantes de JBL en los tubos fluorescentes. Con respecto a los casquillos, hay que procurar que sean casquillos para entornos húmedos, evitando así que surjan problemas cuando trabaje con un pulverizador de agua.

Ya incluso hay para las lámparas de bajo consumo unos reflectores de excelente calidad que son capaces de multiplicar el rendimiento luminoso ( JBL TempReflect light ).

Quien quiera utilizar lámparas de vapor metálico deberá emplear unos balastos especiales como el JBL TempSet Unit L-U-W . Esto se debe a que las lámparas de vapor metálico requieren una tensión de cebado elevada y solo funcionan con estos balastos especiales.

Recomendamos encarecidamente no comprar balastos «baratos» ya que, en caso de que la lámpara se estropee, estos intentan encenderla constantemente, pudiendo provocar un incendio por sobrecalentamiento de los cables debido a la tensión de cebado de 5000 V (¡no es broma!).

Atención: aunque su animal sea nocturno, si nos informamos a fondo sobre la forma de vida del animal, puede que sea necesario proporcionarle radiación UV para mantenerlo adecuadamente. Por ejemplo, las pitones arborícolas nocturnas suelen reposar durante el día en las copas de los árboles y reciben mucha radiación ultravioleta. Cuando anochece, la disminución de la radiación UV provoca el inicio de su fase activa. También los animales crepusculares reciben un «resto» de radiación solar y, con ella, luz ultravioleta. Por tanto, mantenerlos sin luz UV no sería adecuado y podría causar problemas.