Instalar un terrario

¿Cómo se instala un terrario?

La primera pregunta que hay que hacerse es qué animales quiere tener y qué tipo de hábitat necesitan esos animales.

Fundamentalmente se diferencia entre terrario de pluviselva y terrario desértico aunque, lógicamente, también hay muchos otros factores que afinan todavía más esta clasificación general. En un terrario de pluviselva es importante, p. ej., saber si los animales viven predominantemente en el suelo o sobre los árboles, por lo que requerirían elementos que les permitan trepar.

En un terrario desértico es importante, p. ej., saber si los animales proceden de un desierto de arena y necesitan arena fina, o si suelen vivir en un suelo desértico duro y rocoso, como los populares geckos leopardo. Además, es esencial saber si los animales son diurnos, crepusculares o nocturnos. Esto juega un papel decisivo tanto para la temperatura como para la iluminación.

Otro tipo de terrarios son los acuaterrarios, denominados también paludarios. Aquí se combina la parte acuática con una parte fuera del agua.

Fundamentalmente, es necesario reflexionar acerca de los siguientes aspectos y tenerlos en cuenta a la hora de la instalación y el diseño:

  • Tenencia de animales

    Más información
  • Espacio necesario

    Más información
  • Sustrato

    Más información
  • Entorno

    Más información
  • Seguridad

    Más información
  • Fuentes luminosas

    Más información
  • Necesidad de calor

    Más información
  • Humedad del aire

    Más información
  • Alimentación

    Más información