El 50 % de los acuaristas tienen dudas específicas sobre la fertilización básica y diaria

El equipo de atención al cliente de JBL recibe a diario hasta diez consultas en las que los dueños de acuarios solicitan recibir información adicional sobre el fertilizante básico ( JBL Ferropol ) y el fertilizante diario ( JBL Ferropol 24 ).

Las preguntas están justificadas, ya que es difícil comprender qué sentido tiene utilizar dos fertilizantes sin disponer de algo de información básica sobre la disponibilidad de los minerales en el agua.

Con un fertilizante básico como JBL Ferropol se pueden fertilizar perfectamente aproximadamente el 80 % de todas las plantas de acuario, pero el 20 % de las plantas acuáticas necesitan una mayor cantidad de minerales u oligoelementos que no pueden suministrarse a modo de reserva, ya que en el agua se modifican de tal manera que las plantas ya no los pueden absorber.

La explicación química es la siguiente: Todo el mundo sabe que el hierro se enmohece en el agua. Otra forma de expresar el enmohecimiento es la oxidación, lo que significa que el hierro (Fe2+) reacciona en el agua con el oxígeno disuelto formando hierro insoluble en agua (Fe3+), el cual las plantas acuáticas ya no pueden absorber de la manera acostumbrada. Para evitar esta oxidación, JBL protege el hierro durante la elaboración con una envoltura protectora (quelante), que al mismo tiempo hace las veces de soporte de nutrientes para su absorción en la planta. La mayoría de minerales se pueden proteger contra el oxígeno del agua con ayuda de dichos quelantes. Pero no todos. Algunos minerales como el manganeso, el bromo y otros 7 oligoelementos más no pueden protegerse tan fácilmente con quelantes. Estos se oxidan en el agua muy rápidamente. Suministrando todos los días el fertilizante diario JBL Ferropol 24 se reduce el tiempo de permanencia de los minerales en el agua, y las plantas pueden absorber estos minerales ANTES de que se oxiden. Además, el fertilizante diario de JBL también contiene hierro y magnesio, aumentando así la concentración de ambos elementos para las especies de plantas acuáticas más exigentes. Combinando los dos fertilizantes, que se complementan entre sí, y un sistema fertilizante de CO2, es posible cuidar sin problemas incluso plantas de acuario muy delicadas como Rotala, Myriophyllum, Ammania y muchas otras.

© 29.08.2017 JBL GmbH & Co. KG