La expedición de JBL a Japón ha vuelto

Nunca una expedición de JBL había sido tan variada: tiendas de animales en Tokio, cultura japonesa en Nikkō, criadores de kois en Mushigame, exploración del mundo submarino en Ishigaki y la selva con biotopos de agua dulce en Iriomote.

16 días repletos de planes para 32 asistentes, que acabaron agotados pero satisfechos de haber vivido tantas experiencias. ¡Casi hasta les acabaron gustando los cartílagos de oreja de cerdo que había para cenar!

Después de Tokio y Nikkō, la visita a los criadores de kois fue interesantísima para todos: ¿en qué se diferencian los parámetros del agua de los estanques naturales (mud ponds) y de las piscifactorías de interior? Los criadores de kois estaban, como mínimo, igual de interesados en conocer los resultados que los asistentes, ya que aquellos se preocupan raras veces de los parámetros del agua. A temperaturas del agua de casi 20 °C, los valores de dureza de los estanques naturales se situaban entre 0 y 2 °dGH (KH: 0,5-2 °dKH), mientras que en las instalaciones interiores se pudieron medir hasta 15 °GH y 5 °KH. Sin duda, las fuertes lluvias son una de las causas del agua extremadamente blanda de los estanques naturales. Dos de los mejores criadores (Kaneko y Yamamatsu-Koi Farm) nos mostraron orgullosos sus kois, criados desde hace dos años con el alimento para kois JBL PROPOND. El jefe de JBL, Roland Böhme, prestó mucha atención mientras los dos criadores de kois contaban que ahora necesitaban menos comida en comparación con antes, por lo que también hay menos residuos en el agua. Aunque los criadores de kois solo miden la concentración de amonio y de amoniaco, la formación de espuma en la superficie del agua es un signo que les permite controlar visualmente la cantidad de proteína que hay en el agua.

Después de un vuelo de 2500 km hacia el sur, el equipo de expedición de JBL aterrizó en la isla Ishigaki, rodeada de arrecifes de coral. La mitad del equipo continuó en ferry hacia la isla vecina Iriomote y su selva, mientras que la otra mitad, que tenía licencia de buceo, se fue en barco para pasar tres días buceando y explorando varios destinos. Especialmente impresionante fue la estación de limpieza de mantas rayas, donde pudimos observar a varias mantas.

Después de las mediciones de rigor del agua marina (KH 5,5-7,5; pH 8,2-8,4; Ca 440 mg/l; Mg 1360-1480 mg/l; densidad 1,025) exploramos tramos de arrecife intactos y también tramos destruidos por las tormentas. Los asistentes realizaron tantas inmersiones que las curiosas serpientes marinas acabaron robándoles el corazón. Estos curiosos animales no mostraron miedo ninguno y examinaron a los buzos para ver si tenían peces tan minuciosamente como rebuscan todos los pequeños huecos del arrecife. Los equipos cambiaron pasados los tres días, y los submarinistas se fueron a la isla selvática mientras que los demás exploraban los arrecifes haciendo snorkel por las zonas menos profundas.

Lo más destacado de la isla selvática Iriomote fueron los pequeños arroyos de aguas claras y los biotopos de aguas salobres. Los expedicionarios pasaron horas en el agua a unos 24 °C observando escatófagos manchados, gobios Stiphodon, camarones gigantes (Macrobranchium) y muchas especies de peces más. Hacer observaciones significativas sobre el espacio que necesitan los animales (radio de acción) y sobre sus hábitos alimenticios solo es posible en el medio natural. Viendo los territorios pequeños de los gobios surgieron inmediatamente conversaciones sobre los animalistas que consideran inapropiado un acuario de 60 cm. Los gobios vivían en parte en espacios mucho más reducidos, ¡voluntariamente!

La selva tropical también nos tenía reservados algunos habitantes extremadamente interesantes. Después de una larga búsqueda, finalmente pudimos encontrar al cangrejo terrestre más grande del mundo, el cangrejo cocotero. Observamos cuatro especies de serpientes y también descubrimos la única especie de tortuga terrestre de aquí (Cuora flavomarginata evelynae). Para terminar, el equipo le salvó la vida a una cría de tortuga: una serpiente la tenía rodeada e intentaba en vano engullirla. Ya lo sabemos.... no se debería intervenir en la naturaleza. Pero nadie podía quedarse de brazos cruzados mirando la muerte inútil de una tortuga que era demasiado grande para servir de alimento.

Ya está convocada para todos los amantes de la naturaleza la próxima expedición de JBL, que nos llevará a Colombia en 2021. Las solicitudes ya pueden enviarse a través de la página web de JBL: Expedición a Colombia Las personas que se apunten por primera vez tienen siempre prioridad ante los «repetidores».

© 02.12.2019 JBL GmbH & Co. KG

Cookies: información breve y seguimos

La página web de JBL también usa varios tipos de cookies para poder ofrecerle una funcionalidad completa y muchos servicios: las cookies técnicas y funcionales son imprescindibles para que todo funcione cuando visite esta página web. También empleamos cookies para el marketing. Así podemos reconocerle cuando vuelva a visitar nuestra amplia página, medir el éxito de nuestras promociones y, mediante cookies de personalización, también podemos llamar su atención de forma individual, directa y adaptada a sus necesidades incluso fuera de nuestra página web. Usted puede determinar en todo momento –incluso con posterioridad– qué cookies desea permitir y cuáles no (más información en «Cambiar configuración»).

¿Es mayor de 16 años? Entonces confirme el uso de todas las cookies pulsando «He tomado nota» para poder continuar.

Elija su configuración de cookies

Cookies técnicas y funcionales para que todo funcione cuando visite nuestra página web.
Cookies de marketing para poder reconocerle en nuestras páginas y medir el éxito de nuestras promociones.