Algas en el estanque

¿Por qué las algas suponen un problema? ¿Qué tipo de algas pueden darse en el estanque y cómo puede combatir las algas eficazmente y a largo plazo?

¿Por qué las algas suponen un problema?

Las algas pertenecen al estanque como cualquier otro organismo acuático, es prácticamente imposible evitarlas. Mientras que la proliferación de algas sea reducida o no aumente excesivamente, no hay motivo de preocupación.

No obstante, una proliferación de algas en exceso afecta mucho al agua: las algas son plantas y producen oxígeno durante el día (lo cual es bueno). Sin embargo, por la noche esta situación se invierte y las algas consumen oxígeno. En caso de proliferación excesiva de algas, la concentración de oxígeno por la noche podría descender hasta niveles peligrosamente bajos, poniendo en riesgo la vida en el estanque de jardín. En este caso, se aconseja usar un aireador durante la noche.

Además, al igual que las plantas acuáticas, las algas consumen bajo los efectos de la luz (es decir, durante el día) dióxido de carbono (CO2). En determinadas circunstancias, este consumo provoca un incremento extremo del valor del pH (acidez) del agua (pH >9), creando así un medio incompatible con la vida. Como todas las demás plantas, por la noche producen también dióxido de carbono, lo cual reduce el valor del pH.

Si la concentración de CO2 en el agua fuese insuficiente, las algas son capaces de extraer el CO2 directamente de la dureza de carbonatos (KH). Como consecuencia, este importante parámetro del agua se reduce, lo que a su vez causa inestabilidad del valor del pH. Entonces, el valor del pH baja por la noche (generalmente a niveles de hasta aprox. 6) e incrementa a niveles demasiado elevados (superiores a 10) durante el día, lo que implica problemas graves para todos los seres vivos.

Nota: si el pH varía un nivel, entonces la alcalinidad (el valor del pH aumenta) o la acidez (el valor del pH disminuye) se multiplica por diez; si se trata de dos niveles, el cambio de la concentración se multiplica por 100, y si varía 3 niveles, se multiplica por 1000.

Por último, cabe señalar que las bacterias degradan las algas muertas, para lo cual consumen oxígeno. Por eso, sería aconsejable airear el agua adicionalmente cuando las algas mueran por sí mismas o a causa de un tratamiento activo para eliminarlas.

Estos procesos parecen ser muy complicados a primera vista, pero no se asuste: si se procede paso a paso y se observa cada uno de los procesos por separado, no son tan difíciles de entender y se pueden dominar sin problemas. ¡Prometido!

¿Qué especies de algas se encuentran en el estanque?

Hay dos grupos de algas que suelen aparecer en estanques de jardín:

  1. Algas filamentosas de verde a amarronadas, que viven fijas en el fondo, los márgenes del estanque, las piedras y las plantas. Algas flotantes que tiñen el agua de verde.

Las algas filamentosas y las algas flotantes pertenecen a las algas verdes y se deben siempre a un exceso de nutrientes en combinación con mucha luz. Por eso, generalmente aparecen en primavera y verano, cuando la radiación solar aumenta o es muy intensa.

A este respecto, hay patrones temporales que tienen que ver con el crecimiento de las plantas acuáticas superiores. A comienzos de la primavera, cuando la intensidad luminosa aumenta, se suelen desarrollar las algas flotantes, ya que las plantas acuáticas todavía no compiten con ellas por los nutrientes. Una vez finalizada la proliferación de algas flotantes, en la segunda fase aparecen las algas filamentosas a principios de verano/en verano junto a las plantas acuáticas superiores, porque entonces hay más incidencia de luz en el fondo y en las plantas acuáticas. No obstante, esta regularidad no va ligada al 100 % a la aparición de los respectivos grupos de algas, sino que existen muchas dependencias mutuas, y especialmente también una dependencia de las condiciones meteorológicas (primavera fría/cálida).

Otra «especie de algas» son las denominadas algas verdeazuladas. Ellas forman unas acumulaciones babosas verdeazuladas o amarronadas (junto con las diatomeas) sobre las paredes del estanque, el sustrato, las piedras y también las plantas. En realidad, las algas verdeazuladas no son algas, sino bacterias (cianobacterias) que utilizan la luz como fuente de energía, por lo que son algo intermedio entre los animales y las plantas. Las algas verdeazuladas aparecen cuando hay una contaminación excesiva del agua y, p. ej., la materia orgánica (hojas) se pudre y se degrada.

Otras especies de algas del estanque de jardín como, por ejemplo, las algas rojas juegan un papel secundario y, por lo general, el cuidador del estanque de jardín no las nota en absoluto.

También es importante saber que las algas pueden absorber y almacenar en sus células enormes cantidades de nutrientes. Así, muchas especies de algas pueden absorber y almacenar fosfatos en cantidades hasta 100.000 veces superiores a la concentración cuantificable en el agua, algunas especies de algas incluso hasta en cantidades 3,8 millones de veces superiores a la concentración cuantificable. Las algas utilizan este almacén de nutrientes en situaciones de escasez de nutrientes para poder seguir creciendo sin impedimentos. Por eso, no es de extrañar que cada vez con más frecuencia puedan observarse situaciones en el estanque de jardín donde no hay nutrientes cuantificables en el agua y, sin embargo, las algas continúan creciendo imparables.

¿Cómo se pueden combatir las algas en el estanque?

Obviamente, JBL ofrece alguicidas especialmente adaptados a las distintas especies de algas para eliminarlas eficazmente. Pero esto solo sería un buen resultado a corto plazo ya que, cuando se usa el alguicida, las algas muertas vuelven a liberar los nutrientes almacenados en sus células, proporcionando así alimento para la próxima generación de algas. Por tanto, es aconsejable proceder a combatir las algas a largo plazo y eficazmente siguiendo estos 3 pasos:

  1. Estabilizar el agua para que los alguicidas puedan actuar. Combatir las algas de forma específica. Fijar los nutrientes para que las algas no puedan volver a crecer.

Necesitamos algunos datos de su estanque para que podamos proporcionarle unas instrucciones exactas de cómo poder combatir las algas eficazmente. ¡Eche un vistazo a nuestro Laboratorio/calculadora para estanques ! Allí podrá calcular el volumen exacto de su estanque y plantarle cara a las algas paso a paso.