Gestión de calidad

Gestión de calidad

Producir un único producto bueno es solo cuestión de trabajo, pero elaborar toda una gama de buenos productos requiere un proceso de producción perfecto y un control de calidad estricto. Los estándares de JBL son muy altos: si un producto tiene más de un 3 por ciento de reclamaciones, su producción se detiene y el producto se deja de vender. A continuación se examina y, en caso necesario, se inicia una campaña de retirada del producto. Guardamos una muestra del producto de cada lote producido, para poder examinar el lote en cuestión en caso de que surja algún problema.

Realizamos controles de calidad por separado de cada materia prima para la elaboración de los productos de JBL y de cada grupo de productos de JBL. La materia prima solo puede emplearse una vez que haya sido autorizada y, a su vez, el producto solo puede ponerse a la venta después de haber obtenido su propia autorización. Solo así podemos garantizar nuestra alta calidad a largo plazo. Para el control de calidad de algunos productos contratamos a laboratorios externos independientes. Nuestros productos, especialmente nuestro alimento y nuestros medicamentos, son documentados, controlados y probados desde la recepción de la materia prima hasta la salida del producto acabado.

JBL ha sido uno de los tres únicos fabricantes de Alemania en recibir el certificado de NCF (Normas de Correcta Fabricación) por la producción de medicamentos para peces ornamentales.