Estanques de jardín

Estanques que no son ni de biotopo, ni de kois

Con el nombre de estanques de jardín nos referimos a estanques que no son puramente de biotopo ni puramente de kois. Por eso, son una especie de «estanque mixto». Si a usted le gusta tener un estanque con plantas palustres pero también con goldfish o kois, aquí encontrará lo que está buscando. Aunque los aficionados de cada tipo de estanque lo desaconsejen, la mayoría de los estanques suelen ser «estanques mixtos».

Zonificar el estanque

Con los estanques mixtos, muchas cosas son cuestión de gustos, aunque siempre hay que respetar un par de reglas básicas: las zonas poco profundas incrementan la superficie y, con ello, la posibilidad de aportar oxígeno sin necesidad de intervenir con aparatos. Las zonas poco profundas también son buenas para las plantas palustres, que absorben del agua muchos nutrientes y, por tanto, les quitan a las algas su base alimenticia. Para que los animales puedan sobrevivir un invierno duro, el estanque debería tener una profundidad mínima de 180 cm. Si usted conecta un filtro (muy recomendable), la alcachofa del filtro NO debería estar situada en la parte más profunda ya que, por una parte, allí se ensucia con mayor rapidez y, por otra, mezclaría todas las capas de agua. El agua más cálida siempre estará arriba, y el agua más fría, abajo. Precisamente esto es bueno en pleno verano, ya que el agua más fría puede fijar más oxígeno. Si la alcachofa estuviese colocada directamente encima de la bomba, un cubo grande puede resultar muy útil para no colocar la bomba directamente en el fondo.

La termoclina

Primero caliente, y de repente, fría

Termoclina, que separa el agua superficial a 20 °C del agua más profunda a 14 °C

Cuando el agua se calienta en la capa superficial, se forma una termoclina. ¡El agua debajo de la termoclina puede tener 10º menos!

Llueven hojas

La hojarasca produce lodo

Una cosa que no debería descuidar bajo ningún concepto es la vegetación de alrededor del estanque. La mayoría de nuestros árboles y arbustos pierden sus hojas en otoño, y muchas de ellas van a parar al estanque. Allí se hunden hasta el fondo y forman una capa de lodo. Las bacterias descomponen la materia orgánica consumiendo enormes cantidades de oxígeno. En determinadas circunstancias, consumen tanto que el resto de habitantes acuáticos empiezan a tener problemas de oxígeno. Evitar que la hojarasca vaya a parar al estanque es la mejor forma, y retirarla, la segunda mejor forma.

Cuando hay escasez de oxígeno en el fondo aparecen las bacterias púrpuras que, aunque sean muy bonitas, indican el problema de la falta de oxígeno en combinación con los procesos de putrefacción.

Control de natalidad

Sobrepoblación en el estanque

Cuando planifique la población de su estanque, no olvide que a sus peces también les gusta el sexo y que tendrán descendencia. Por tanto, su estanque puede verse sobrepoblado rápidamente. Pregunte a tiempo en la tienda de estanques o de animales si estarían interesados en las crías de sus peces.