Equipamiento técnico para acuarios marinos

Equipamiento técnico para acuarios marinos

Características técnicas especiales de un acuario marino

La luz especial, la corriente, un reactor de calcio y el espumador de proteínas son los productos técnicos que diferencian un acuario marino de un acuario de agua dulce.

Luz

Los acuarios marinos deben tener el color del mar, es decir, ser azulados. Por eso, en la iluminación se emplean más los colores de luz fríos, véase Luz . En el caso de los tubos fluorescentes, se recomienda combinar un tubo fluorescente de luz natural fría (p. ej., JBL SOLAR MARIN DAY ) con un tubo fluorescente especial azul (p. ej., JBL SOLAR MARIN BLUE T8 ). El tubo fluorescente de luz natural se sitúa hacia delante sobre los peces, y el tubo azul, hacia atrás sobre los corales. La JBL LED SOLAR Natur en combinación con la JBL LED SOLAR EFFECT aportan una luz ideal para un acuario de arrecife con una temperatura de color de 7800 K si la JBL LED SOLAR EFFECT está configurada a azul máximo. A diferencia de la opinión general de que los acuarios marinos deben iluminarse con 10 000 a 15 000 K, los expertos tienen claro que nuestros corales proceden siempre de aguas poco profundas y, por tanto, no requieren unas cantidades de Kelvin tan elevadas. El motivo es la pereza de los recolectores de corales, para quienes no hay ningún motivo para bajar a 20-30 m de profundidad a recolectar, si todos estos corales ya se encuentran en la cresta del arrecife a entre 3 y 6 metros de profundidad, a menudo incluso con unos colores más vivos debido a la protección ultravioleta. Las lámparas de vapor metálico (HQI) generan una luz muy apropiada, pero también una gran cantidad de calor y un elevado consumo eléctrico. Ilumine su acuario tan intensamente como sea posible. Los corales se lo agradecerán con un crecimiento bonito. NO es conveniente iluminar un acuario marino EXCLUSIVAMENTE con tubos fluorescentes azules. Los corales no viven a mucha profundidad sino, principalmente, entre la superficie y los 30 m de profundidad.

Si el acuario estuviera iluminado con tubos fluorescentes, la JBL SOLAR MARIN DAY en combinación con JJBL SOLAR OCEAN BLUE T5 ULTRA 24-39 W (No requiere etiqueta de eficiencia energética. Excepción según (UE) 2019/2015 Anexo IV 3. g) Simbiosis entre zooxantelas y corales.) sería una buena elección. ¡El espectro de los tubos fluorescentes NO es peor que el de los LED! Solo su potencia luminosa es, lógicamente, menor que la de los LED.

Corriente

Casi todos los animales se han acostumbrado y adaptado a las corrientes marinas. Por eso, en el acuario se deberían recrear esas corrientes empleando bombas de agua. El gran problema que se genera con las corrientes en el acuario son las denominadas «zonas muertas». Estas son zonas, p. ej., detrás de una piedra, donde la suciedad se acumula en el fondo. Estas acumulaciones en el fondo reducen el potencial redox del agua y pueden originar algas viscosas. En el ejemplo de la piedra se formaría a un lado de la piedra una zona muerta si se usa UNA bomba de circulación. La zona muerta se evitaría utilizando una segunda bomba de circulación en el lado opuesto y activando cada bomba de circulación de forma alterna mediante un temporizador. Esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de planificar la(s) dirección(es) de la(s) corriente(s) en el acuario de arrecife.

Bombas (de agua)

Las posibilidades de uso de bombas de agua en filtros biológicos, como bombas de circulación y muchas otras opciones de aplicación

Más información
Reactor de calcio

Sus corales (y también los demás animales) necesitan para crecer grandes cantidades de calcio, magnesio y otros oligoelementos. El agua salada recién echada contiene estos elementos al principio, pero luego se van consumiendo. Usted tiene aquí dos opciones: puede agregar calcio y demás con acondicionadores del agua como JBL CalciuMarin y JBL MagnesiuMarin , o puede emplear un reactor de calcio. El reactor de calcio consiste en una columna que usted tendrá que llenar de material calizo (sustrato coralino, gravilla de mármol, etc.) y por la que fluye el agua salada. Conecte entonces un equipo de CO2 al reactor de calcio, el cual disminuye el valor del pH a aprox. 6 dentro del reactor gracias al aporte de CO2. Tan pronto como el valor del pH disminuye a menos de 7, las partículas de calcio del sustrato coralino/de la gravilla de mármol se disuelven en el agua y pueden añadirse gota a gota al agua de su acuario. Sin duda, esta es la solución más elegante, aunque también la más cara en comparación con JBL CalciuMarin .

Espumador de proteínas

El espumador de proteínas se compone de un cilindro al que va a parar el agua del acuario. Una bomba o un difusor de aire generan muchas burbujitas dentro del cilindro. Si existe una contaminación del agua en forma de compuestos proteicos (debido a la comida, a los excrementos de los peces, etc.), la gran cantidad de burbujas de aire forman una espuma que asciende dentro del cilindro. En la parte superior del cilindro hay un recipiente colector para la espuma. Así se eliminan de forma elegante las sustancias nocivas ANTES de ser degradadas biológicamente en el acuario. Usted solo tiene que vaciar con regularidad el recipiente colector de la espuma y ajustar adecuadamente de vez en cuando la cantidad de espuma en el cilindro. Inconveniente: los espumadores de proteínas no eliminan solo las sustancias nocivas, sino también los beneficiosos oligoelementos y vitaminas.

Medición de la densidad salina (areómetro de JBL)

Empleando un husillo flotante, el JBL Areómetro , puede ver cuánta sal hay en su agua. La mayoría de los animales marinos se sienten bien con una densidad de entre 1,022 y 1,025. Véase Termómetros . Como la temperatura influye en la medición de la densidad, el areómetro de JBL permite leer la temperatura. Además de mostrar la temperatura, el areómetro de JBL dispone de una escala de corrección que le muestra que, p. ej., a un grado por debajo de 25 °C –es decir, a 24 °C– debe corregir la densidad medida 1 unidad hacia abajo: el valor leído es 1.024, usted lo corrige 1 unidad hacia abajo y obtiene el valor correcto 1.023. Con un grado más, hay que corregir 1 unidad hacia arriba: 1.024 más 1 = 1.025.

La salinidad se puede medir también con un buen refractómetro. Aquí se pone una gota de agua salada sobre un cristal y se mira por el aparato. La densidad se lee entonces en una escala.

Esterilización parcial UV-C

Aunque su acuario no esté sobrepoblado, la cantidad de gérmenes en los acuarios marinos es aproximadamente un millón de veces superior a la del océano, según apuntan unos estudios científicos. Esta «presión patógena» provoca en los peces una mayor vulnerabilidad frente a los gérmenes patógenos. Esto se puede comparar con cuatro pasajeros tosiendo en un Fiat Panda pequeño y un pasajero tosiendo en un autobús grande. La radiación UV-C germicida de un clarificador UV-C ( JBL PROCRISTAL UV-C Compact plus 5 W ) es capaz de reducir de forma activa la cantidad de gérmenes y, con ello, la presión patógena del acuario, incrementando así la salud de los animales. Los clarificadores UV-C son unos aparatos que, con ayuda de una bomba de agua ( JBL ProFlow u800 ), hacen que el agua del acuario fluya por una lámpara que emite radiación UV-C. La radiación UV-C de la lámpara mata los gérmenes presentes en la fina capa de agua del acuario que pasa por ella, purificando así el agua. Lo importante es adaptar el caudal de bomba a la intensidad de la radiación UV-C de acuerdo con los datos especificados en el envase. Si la bomba es demasiado potente, el agua fluirá con demasiada rapidez por la lámpara UV-C y no se podrá purificar adecuadamente. Por eso, los clarificadores JBL ProCristal UV-C incluyen siempre una recomendación con el tamaño de bomba adecuado.

Bombas de aire

Si utiliza bombas de aire, necesitará unas bombas con un mayor caudal de aire como, p. ej., la JBL PROSILENT a200 con una toma de aire o la JBL PROSILENT a400 con 2 tomas de aire. La gama JBL ProSilent a no solo proporciona un elevado caudal sino que, además, su funcionamiento es especialmente silencioso. Cuando se trata de las piedras difusoras que se suelen utilizar en los skimmers, los más extendidos son los difusores de madera ( JBL Aeras Marin ). Estos van generando durante mucho tiempo unas burbujas de aire finas, fundamentales para la formación máxima de espuma. Pasado cierto tiempo, TODOS los difusores se obstruyen, por lo que las burbujas que producen son mayores y en mucha menor cantidad. Es entonces, a más tardar, cuando hay que recambiarlos por unos nuevos.

Filtros

Un filtro tiene en un acuario marino la misma función que en un acuario de agua dulce: extraer del acuario las sustancias que enturbian el agua y la suciedad, de modo que puedan eliminarse del sistema cuando se limpie el filtro la próxima vez. En cuanto al tamaño del filtro, en acuarios marinos es preferible tener uno que se pase un poco, a utilizar el tamaño recomendado en la caja para un acuario de tamaño X. A la hora de cargar el filtro hay que tener en cuenta que hay algunos materiales filtrantes que no son aptos para el agua salada. Esto, al menos en JBL, siempre viene indicado en la caja.

No aptos para acuarios marinos son:

  • JBL Tormec activ
  • JBL Carbomec activ
  • JBL NitratEx
  • JBL Clearmec plus

Todas las demás masas filtrantes de JBL son también estupendas para el agua salada.

Muchos acuarios marinos disponen de lo que se denomina un sumidero o sump, que consta de un recipiente situado en la mesa debajo del propio acuario. El agua cae por el rebosadero hasta el recipiente y, después de atravesar los materiales filtrantes, una bomba la conduce de nuevo al acuario. Con los sumps de este tipo es muy conveniente que el agua pase primero por el algodón filtrante (JBL Symec o JBL Symec XL) antes de llegar al skimmer y otros materiales filtrantes. La suciedad se puede controlar visualmente en este algodón filtrante y, en caso necesario, puede recambiarse en pocos segundos.

JBL ofrece esponjas filtrantes grandes que se pueden cortar a medida y son completamente neutrales en el agua (JBL Espuma filtrante azul de poro grueso). En este caso recomendamos usar más bien la esponja filtrante de poro grueso que la de poro fino.

Cookies: información breve y seguimos

La página web de JBL también usa varios tipos de cookies para poder ofrecerle una funcionalidad completa y muchos servicios: las cookies técnicas y funcionales son imprescindibles para que todo funcione cuando visite esta página web. También empleamos cookies para el marketing. Así podemos reconocerle cuando vuelva a visitar nuestra amplia página, medir el éxito de nuestras promociones y, mediante cookies de personalización, también podemos llamar su atención de forma individual, directa y adaptada a sus necesidades incluso fuera de nuestra página web. Usted puede determinar en todo momento –incluso con posterioridad– qué cookies desea permitir y cuáles no (más información en «Cambiar configuración»).

La página web de JBL también usa varios tipos de cookies para poder ofrecerle una funcionalidad completa y muchos servicios: las cookies técnicas y funcionales son imprescindibles para que todo funcione cuando visite esta página web. También empleamos cookies para el marketing. Usted puede determinar en todo momento –incluso con posterioridad– qué cookies desea permitir y cuáles no (más información en «Cambiar configuración»).

En nuestra política de privacidad obtendrá información de cómo tratamos sus datos personales y la finalidad de dicho tratamiento de datos. obtendrá información de cómo tratamos sus datos personales y la finalidad de dicho tratamiento de datos. Rogamos que confirme el uso de todas las cookies pulsando «He tomado nota» para poder continuar.

¿Es mayor de 16 años? Entonces confirme el uso de todas las cookies pulsando «He tomado nota» para poder continuar.

Elija su configuración de cookies

Cookies técnicas y funcionales para que todo funcione cuando visite nuestra página web.
Cookies de marketing para poder reconocerle en nuestras páginas y medir el éxito de nuestras promociones.