La introducción de las plantas de acuario

Cómo plantarlas adecuadamente

En realidad, plantar no es difícil, o eso parece. Quien ya haya plantado alguna vez plantas de acuario, habrá visto muchas veces que empiezan a flotar hasta la superficie del agua pasado poco tiempo, o que las raíces se salen del sustrato y quedan feas.

Cómo hacerlo bien y de forma sencilla

Las plantas recién compradas vienen en pequeñas macetas o envueltas en cinta de plomo. Retire la cinta de plomo y las macetas, así como la lana mineral que envuelve las raíces de las plantas. Con unas tijeras JBL PROSCAPE TOOLS S STRAIGHT puede sacar la lana mineral de las raíces de forma rápida y sencilla. La lana mineral está empapada de fertilizante, por lo que estimularía la proliferación de algas en el acuario.

Tampoco sería aconsejable dejar la cinta de plomo, ya que en la zona de las raíces puede producirse un valor de pH muy bajo que causaría el desprendimiento de iones de plomo tóxicos para los peces y las plantas.

Retire las hojas muertas o dañadas, aunque las plantas se queden solo con muy pocas hojas. Es mejor quitar una hora de más, que quedarse corto.

Inserte una pastilla fertilizante para estimular el enraizamiento ( JBL PROFLORA Ferropol Root ) en la zona de las raíces de la planta y repita cada mes esta fertilización selectiva de las raíces. Pasado un año, complemente la fertilización de las raíces con una bola fertilizante de efecto prolongado ( JBL PROFLORA Las 7 bolas ). Se aconseja repetir la fertilización prolongada cada seis meses. Recorte las raíces de las plantas hasta unos 3-4 cm con unas tijeras ( JBL PROSCAPE TOOLS S STRAIGHT ), hunda las plantas con unas pinzas largas ( JBL PROSCAPE TOOLS P CURVED ) en el sustrato profundamente y vuelva a tirar hacia arriba hasta que las raíces queden en vertical y la base de las plantas se encuentre en el borde del sustrato.

En caso de que las plantas no queden bien sujetas en el sustrato, o vuelvan a salirse a causa de los peces o de la corriente, unas horquillas ( JBL PROSCAPE PLANTIS ) le ayudarán a fijar las plantas bien al sustrato.

Las plantas con tallo, que se adquieren normalmente en manojos sujetos por una cinta de plomo, hay que sacarlas de la cinta de plomo y plantarlas una a una pero agrupadas. No se debe quitar la cinta e introducir el manojo entero tal cual en el sustrato. De hacerlo así, cada planta no tendría espacio suficiente para desarrollarse.