El acuario marino

Corales y peces de vivos colores en el arrecife

¿Qué es un acuario marino?

Nosotros distinguimos entre acuarios de agua dulce, acuarios salobres y acuarios marinos. Los acuarios de agua dulce contienen animales y plantas procedentes de hábitats de agua dulce, es decir, arroyos, ríos y lagos. En acuarios marinos viven animales y plantas procedentes del mar, cuyo agua tiene un sabor salado debido a su elevada salinidad. Por eso, al agua marina se la denomina con frecuencia agua salada. Por agua salobre se entiende el agua que caracteriza la zona de transición entre el agua dulce y el agua marina.

El acuario marino: un pedazo de océano en el salón

Tener un arrecife de coral en el salón es el mayor sueño de muchos amantes del acuario, aunque les asusta el trabajo y los costes. Sin embargo, tener un acuario marino no tiene por qué ser tan caro. Los amantes del acuario marino expertos pueden tener incluso acuarios marinos pequeños de 30 litros durante muchos años sin tener problemas. Los principiantes deberían empezar con un acuario de 200 litros como mínimo, ya que esta cantidad de agua puede soportar mejor un pequeño error que se pueda cometer.

Vídeo de un acuario de arrecife

Este corto vídeo muestra el vivo ajetreo de los peces en una parte de un acuario de arrecife de 1000 l poco después de haber dado de comer.

¿Qué es importante tener en cuenta antes de la compra?

Elegir los peces

Si desea tener una especie concreta de pez, es esencial que se informe del tamaño máximo de dicha especie, así como de si esa especie de pez se come los corales u otros invertebrados. Lamentablemente, las especies de pez se comercializan siendo animales jóvenes, alcanzando posteriormente un tamaño ¡superior a 50 cm! Algunas especies de peces marinos son preciosas cuando son alevines mientras que, cuando crecen, se vuelven de los peces más feos y agresivos del mar. Si desea tener un acuario de arrecife con corales variados y otros invertebrados, hay que descartar muchas especies de pez porque ellas se comen a los corales. También hay especies de pez de las cuales no se puede afirmar con seguridad si se comen o no a los corales. Entonces pasa como con las personas: algunas son vegetarianas, y otras, grandes fans de los filetes.

Pez comedor de corales

Aquí le ofrecemos un par de sugerencias de especies de peces consideradas muy poco exigentes:

Pomacéntridos

Muchas especies de pomacéntridos tienen una longitud inferior a 10 cm y son fáciles de cuidar. Sin embargo, la mayoría de especies son bastante rudas entre sí, aunque en el medio natural conviven en grupos pequeños o incluso grandes.

Algunas especies solo tienen un colorido bonito cuando son juveniles y pierden todo el color de adultos. Además, los animales adultos son muy territoriales y agresivos.

Los pomacéntridos no son exigentes con la comida y aceptan alimento en escamas, granulado, congelado, JBL PlanktonPur y, por supuesto, también les encanta el alimento vivo.

Los famosos peces payaso también pertenecen a los pomacéntridos. Son tan poco exigentes como sus amigos sin anémonas, pero para su bienestar necesitan precisamente dichas anémonas. A menudo se les proporcionan corales blandos en lugar de anémonas, pero eso solo es una solución precaria y provisional. ¡A ellos les encanta y necesitan convivir con una anémona de verdad!

Peces cirujano

Entre las muchas especies de pez cirujano hay algunas que son fáciles de cuidar y que se pueden tener en acuarios comunitarios con otras especies de peces. A veces son entre ellos bastante ariscos, pero pueden convivir bien en un grupo pequeño en acuarios con una longitud superior a 150 cm. La mayoría de especies de pez cirujano se alimenta principalmente de algas, por lo que es imprescindible proporcionarles un alimento vegetal. El alimento de JBL para peces marinos (JBL Maris, JBL MariPearls) contiene una alta proporción de ingredientes vegetales y, por tanto, es ideal para las especies de pez cirujano.

Gobios

Hay especies de gobios de tamaño muy pequeño y que tan solo alcanzan algunos centímetros de longitud cuando son adultos. Los gobios suelen vivir en el fondo. Pero también hay especies a las que les gusta nadar en la columna de agua y solo se refugian en el fondo si se sienten en peligro como, p. ej., los peces dardo.

Peces cardenales

El pez cardenal de Banggai no solo es un habitante pacífico del acuario, sino que además es fácil de criar. Es incubador bucal y los alevines ya tienen un tamaño considerable cuando dejan la boca. Por eso, la cría no es tan difícil como en las especies cuyos alevines atraviesan un pequeño estadio larvario en el que deben ser alimentados con plancton.

Sin duda hay muchas especies más que son adecuadas para principiantes, pero a continuación pasaremos a nombrar un par de especies que NO son aptas para principiantes.

Peces mandarines

Necesitan un acuario bien ciclado y estable, en el que haya gran cantidad de microfauna de la que se alimentan. Son muy difíciles de acostumbrar a un alimento sustitutivo.

Caballitos de mar

Estos peces tan simpáticos no son demasiado difíciles de cuidar, pero es imprescindible que estén solos (sin que haya otras especies de peces) ya que comen muy lentamente y se morirían de inanición.

Peces ángel

Aunque sean robustos, suelen superar un tamaño de 30 cm y se alimentan de corales, esponjas y otros inquilinos caros del acuario. Entre ellos se llevan extremadamente mal y casi siempre hay que mantenerlos en solitario.

Los peces ángeles enanos son mucho más apropiados, ya que no son tan grandes y, por norma general (aunque no siempre), dejan a los invertebrados en paz.

Peces mariposa

La alimentación de casi todas las especies de estos habitantes marinos tan increíblemente bonitos está especializada en los pólipos de los corales. Suelen vivir en pareja y raras veces se les puede acostumbrar al alimento sustitutivo. Son pacíficos a la hora de convivir con otros peces.

El pez mariposa de nariz alargada Chelmon rostratus puede vivir bien en un acuario estable de buena filtración biológica que lleve bastante tiempo funcionando. Por el contrario, el pez mariposa fórceps es muy difícil de cuidar.

Peces globo y peces vaca

Sin duda estos peces son de los más graciosos de todos los océanos. Pero, lamentablemente, su alimentación es extremadamente especializada, por lo que solo son aptos para expertos.

Espacio necesario para el acuario y los aparatos

Espacio necesario: a diferencia de los acuarios de agua dulce, aquí se necesitan algo más de aparatos a los que hay que buscar sitio. Muchos acuarios marinos tienen un canal por el cual el agua fluye hacia abajo para ser recogida en un segundo acuario situado debajo del verdadero acuario. Allí se encuentra el filtro, el espumador y, de haberlos, otros aparatos técnicos. Una bomba potente bombea el agua hacia arriba y la devuelve a su acuario. De esta forma, con esta estructura también necesitará espacio DENTRO del armario base de su acuario.

Puede conservar su lámpara JBL LED SOLAR NATUR y utilizarla también en un acuario marino. Solo es necesario sustituir la NATUR por la JBL LED SOLAR EFFECT. En esta lámpara LED RGB habrá que regular el canal rojo y verde a 0 (con el mando a distancia), y el canal azul, al máximo. En combinación con la JBL LED SOLAR NATUR (ajustada a 6700 K) la luz azul de la EFFECT proporciona un valor de kelvin de 7800 K. Aunque está de moda emplear en acuarios marinos unos valores de kelvin muy superiores de 10 000 a 15 000 K, nuestros 7800 K equivalen a las condiciones realistas en la cresta de un arrecife. En los acuarios marinos se suelen tener corales de la cresta arrecifal (de allí se obtienen aprox. el 90 % de todos los corales) y no de zonas a 30 m de profundidad. Dicho de otro modo: podemos iluminar los corales del mismo modo que las plantas de acuario, ya que tanto las plantas como los corales viven en zonas poco profundas. Los valores de kelvin elevados se deben al deseo de iluminar el acuario marino con mucha luz azul, ya que a muchos acuariófilos les parece que así da más la impresión de estar en el fondo del mar.

Cookies: información breve y seguimos

La página web de JBL también usa varios tipos de cookies para poder ofrecerle una funcionalidad completa y muchos servicios: las cookies técnicas y funcionales son imprescindibles para que todo funcione cuando visite esta página web. También empleamos cookies para el marketing. Así podemos reconocerle cuando vuelva a visitar nuestra amplia página, medir el éxito de nuestras promociones y, mediante cookies de personalización, también podemos llamar su atención de forma individual, directa y adaptada a sus necesidades incluso fuera de nuestra página web. Usted puede determinar en todo momento –incluso con posterioridad– qué cookies desea permitir y cuáles no (más información en «Cambiar configuración»).

¿Es mayor de 16 años? Entonces confirme el uso de todas las cookies pulsando «He tomado nota» para poder continuar.

Elija su configuración de cookies

Cookies técnicas y funcionales para que todo funcione cuando visite nuestra página web.
Cookies de marketing para poder reconocerle en nuestras páginas y medir el éxito de nuestras promociones.